Comercio global vive su peor situación en 30 años

Comercio global vive su peor situación en 30 años

Todo hace indicar que el crecimiento del comercio internacional va a sufrir una fuerte desaceleración en el conjunto de 2015. Las exportaciones y las importaciones de grandes países como China están sufriendo descensos, amenazando el desarrollo del nivel de vida y la productividad.

Como publica The Wall Street Journal, el ratio de crecimiento del comercio internacional será casi con toda seguridad inferior al incremento del PIB mundial en 2015, algo que no ocurría desde 1985. Si se confirma este dato, será el tercer año consecutivo que se produce esta situación.

Robert Koopman, economista jefe del World Trade Organization, comenta “hemos presenciado como ha despegado la globalización y ahora estamos viendo un punto de consolidación y quizá racionalización”. Este experto explica que el comercio internacional es como la correa de distribución del crecimiento global, y se está paralizando poco a poco.

Desde 2010, el comercio internacional ha crecido sólo un 3% al año, comparado con el 6% de media al que se ha incrementado entre 1983 y 2008. Los economistas señalan varios y muy diferentes factores como los culpables de este estancamiento de las relaciones comerciales. Aunque los argumentos de mayor peso parecen estar relacionados con China y su lento aterrizaje.

Los malos resultados de este año parece que tienen como culpables claros a los países emergentes, sobre todo China, que es el mayor importador del mundo de materias primas. Paul Veenendaal, economista de la oficina holandesa de política económica, argumenta que “el remarcable descenso del comercio global en el primer semestre del año se debe en gran parte a la caída de las importaciones y exportaciones de China”.

En los primeros siete meses de 2015, las exportaciones en dólares de EEUU cayeron un 5,6%, mientras que las de Corea del Sur se han desplomado un 14,9%, sobre todo por la debilidad de la demanda china. Por su parte, la importaciones en dólares del gigante asiático han caído un 13,8% en agosto, tras haber retrocedido ya un 8,1% interanual en julio.

Bill Lane, director global de asuntos de gobierno en Caterpillar, explica que cuando comenzó a trabajar en la empresa por 1975, los mayores mercados eran los países ricos como Canadá, Australia o Europa. “Ahora, 40 años después, nuestros grandes clientes son los países en desarrollo de Latinoamérica, África y Asia”. Las ventas de Caterpillar en Asia han caído un 30% en el primer trimestre de este año.

Consecuencias del comercio internacional

Otros aspectos que pueden estar lastrando el comercio internacional son las medidas proteccionistas de algunos gobiernos, que se han extendido durante la crisis. Este es un proceso que suele ser habitual durante las recesiones económicas. También se suele extender el mensaje de que para salir antes de la crisis hay que comprar productos nacionales en lugar de los extranjeros, aunque la relación calidad-precio de estos últimos sea superior. Este tipo de políticas y actitudes siempre suelen desembocar en menor crecimiento económicos, descenso de la productividad y perdida de bienestar para el consumidor.

Como señala The Wall Street Journal, son muchos los que han criticado la globalización argumentando que altera los mercados labores y la cultura de los países. Sin embargo, la mayor parte de los expertos consideran que la expansión del comercio internacional aumenta la libertad de elección de los consumidores con productos variados, con diferentes precios y calidades. Sin duda, la globalización ha contribuido de forma sustancial a mejorar los estándares de vida de cientos de millones de asiáticos.

Por eso, el mediocre crecimiento que está experimentando actualmente el comercio internacional, podría lastrar los esfuerzos por aliviar la pobreza en el mundo, según explican los economistas consultados por el diario estadounidense.

 

Publicado originalmente en El Economista (España), 15 setiembre 2015.